cerramientos de terrazas
estas en tu derecho

En estos días en los que el teletrabajo se ha extendido a lo largo y ancho de nuestra geografía, una vivienda con terraza puede llegar a ser la solución si necesitamos un espacio extra para trabajar. Pero, ¿son tan fáciles los cerramientos de terrazas sin tener problemas con la comunidad?

La realidad es que, aunque existe la creencia bastante extendida de que es necesario distinguir entre terraza común de uso privativo y terraza simplemente privativa, es lo mismo.

Hay que llegar a un acuerdo

Por norma general, es necesario obtener el quorum de las tres quintas partes de la totalidad de cuotas y propietarios, aunque en Junta basta con que se adopte por la mayoría de los propietarios presentes. Este acuerdo se debe notificar a los propietarios ausentes, y se entiende que votan a favor si no contestan en contra en el plazo de treinta días, obteniéndose, de este modo, el citado quorum cualificado.

¿Qué debes tener en cuenta en los cerramientos de terrazas?

  1. Siempre es necesario el acuerdo de la Junta, por lo que no será válido el otorgado por el Presidente o la Junta Directiva.
  2. Debe tratarse de un de un acuerdo concreto por lo que, en principio, la autorización concedida a un propietario no se podrá hacer extensiva al resto.
  3. La obra realizada sin consentimiento de otro propietario no avala el resto. Es decir, no puedes justificar la obra porque tu vecino la haya llevado a cabo anteriormente. Aunque es cierto que no se puede permitir a uno y prohibir a otro una obra absolutamente idéntica, deberá revisarse el supuesto concreto.
  4. La obra realizada sin consentimiento de la Comunidad y contra la que no se ha accionado, no avala la posibilidad de hacer legal la siguiente.
  5. Conocimiento no siempre significa consentimiento. Es evidente que, siendo una obra que está a la vista de todo el mundo, la inacción de varios años por parte de los vecinos, se considera por los Tribunales como un permiso tácito, es decir, un acto propio que vincula. Incluso puede existir prescripción de la acción.
  6. El hecho de haber obtenido licencia administrativa no vincula a la Comunidad de Propietarios.

Si se realizan obras en elementos comunes o se altera la configuración del edificio, la única posibilidad legal y segura de poder hacerlo, es mediante acuerdo comunitario.

Una posible solución: cerramientos de terrazas con cristales de LUMON

No obstante, parece que la jurisprudencia ha abierto una nueva posibilidad a los repetidos cerramientos. Si se realizan con cristales de LUMON, se considera que no alteran la configuración de la finca y, por tanto, pueden ser la solución. Aunque volvemos a recordar que siempre se deberá analizar el caso concreto y, desde luego, la mejor garantía es conseguir el acuerdo comunitario.

Si actualmente vas a realizar obras que afecten a la fachada de tu edificio y necesitas más información o asesoramiento sobre los cerramientos de terrazas, descarga nuestra aplicación móvil para empezar a chatear con uno de nuestros abogados especializados.

estas en tu derecho