gps empresa
estas en tu derecho

¿Alguna vez te has preguntado si, teniendo en cuenta que tú estás en conocimiento de la instalación, la empresa puede conocer e interpretar la información de tu GPS para ver si hacer un buen uso de tu vehículo de empresa? ¡Te lo contamos!

Escribimos este post a raíz de la Sentencia del Tribunal Supremo 766/2020, de 15 de septiembre SP/SENT/1065801. En ella, se reconoce como procedente el despido de una empleada que utilizó el coche de empresa fuera del horario laboral y sin el permiso de la compañía. Ella tenía el conocimiento anteriormente de la existencia del control por GPS, sin embargo, esto ha puesto sobre la mesa la vulneración del derecho a la intimidad y de la protección de datos personales, puesto que se encontraba en horas que no pertenecían a su jornada de trabajo. 

En este caso, determinar si se ha vulnerado o no el derecho a la intimidad ha suscitado muchas dudas y ha generado debate. En la Sentencia del Tribunal Constitucional 39/2016, de 3 de marzo, se establece la “no vulneración” de derechos, al entenderse como una medida para valorar el desempeño laboral.

La empresa cuenta con el derecho y el poder de dirección de la actividad laboral pero siempre debe respetar los derechos fundamentales del trabajador. Por tanto, la empresa podría colocar el dispositivo en el coche de empresa siempre que, como en este caso, el empleado haya sido previamente informado de ello.

En otro caso, la Sentencia del Tribunal Supremo, Sala Cuarta, de lo Social, de 21-6-2012, SP/SENT/681906,  determinó la vulneración del derecho a la intimidad de un empleado que trabajaba para una compañía como ayudante de obra, alegaba incapacidad temporal, y un detective privado instaló un GPS en su vehículo particular.

¿Es lícito si se informa previamente al empleado?

Veamos el caso inicial, en el que el empresario informó a la trabajadora de que se colocaba el dispositivo GPS como sistema de control laboral, para garantizar tanto la seguridad como la coordinación de la actividad a realizar.

La geolocalización por GPS reconoce la ubicación permanente del vehículo, sin embargo, se parte de la base de que el vehículo solo debe destinarse para fines profesionales y no se utilizará fuera del horario laboral. Por tanto, jamás debería entrar en el tiempo libre ni traspasar la barrera de la intimidad.

En este caso, la trabajadora incumplía esta directriz y lo usaba para uso privado y particular, por lo que no se determina la intromisión de la empresa en su esfera personal, sino un incumplimiento de las órdenes de la empresa.

La finalidad del dispositivo de localización GPS siempre será sencillamente supervisar las funciones del empleado, siempre salvaguardando el derecho a la intimidad y la protección de sus datos personales.

¿Te has encontrado en una situación similar? ¿Tienes dudas al respecto? ¡Contacta con nuestros abogados especializados para que te lo resuelvan sin moverte de casa!

estas en tu derecho